miércoles, 9 de junio de 2010

El pequeño universo Lane (II)


Esa increíble sensación ha vuelto; palabras que fluyen, que salen de mi cerebro hasta mis manos y se estrellan en los corazones sabios de quienes saben leer entre líneas. Esa sensación de ser imparable en las almas que se cruzan en mi vida, de saborear el indeleble sonido de las sonrisas verdaderas que tanto me autosugestionan el pasajero gusto de la eternidad. La sensación ha vuelto. YO he vuelto, en esencia. Aunque mis palabras jamás se fueron.