lunes, 25 de octubre de 2010

sin título.


Hablemos de luces, hablemos de nada. Hablemos de cosas de verdad, de lo mortal. A veces tan triste y, a veces, tan libre. Veneno la confusión, veneno yo.