jueves, 10 de marzo de 2011

Ya pasó, el 9 de marzo. 65 años que habrás celebrado en la primera estrella a la izquierda. Por más que imagino que estás bien, no puedo evitar echarte de menos. Escuchar tu voz, oírte silbar por las mañanas... Por muchos años que pasen, fuiste, eres y serás el hombre de mi vida. Felicidades, Papá. Un día después.