viernes, 16 de septiembre de 2011

De Galicia al mundo


The Homens es uno de esos grupos que inspiran nostalgia y, al mismo tiempo, derrochan energía. La nostalgia de pensar que cualquier tiempo pasado, musicalmente hablando, fue mejor, y la energía de querer, por otro lado, demostrar que no está todo inventado y que todavía se puede hacer música de calidad.

Con esta mezcla perfecta de idealismo y voluntad llevan a cabo un proyecto que empezó hace cinco años en la misma ciudad en la que me cito con dos de sus componentes, Roi (bajo y voz) y Martin Wu (guitarra y voz) en una céntrica cafetería de Santiago de Compostela.




Disfrutando de un agradable café mientras la lluvia moja las calles de la capital de Galicia charlamos sobre infinidad de cosas.

En su haber cuentan con dos EPs, los cuales, según apunta Martin Wu, fueron creados de una manera totalmente indie en cuanto a la inversión se refiere, ya que los autoeditaron gracias al dinero que recaudaban en sus conciertos. "En cuanto teníamos seis canciones nos metíamos en el estudio a grabarlas", comenta Roi.

Tras autoeditar #1 (2005) y #2 (2006) en el año 2007 llegó el turno del primer LP: Tres. Tuvieron la oportunidad de viajar a la Costa Brava a los estudios del productor Santi García, uno de los más importantes del panorama indie de nuestro país, donde, además de disfrutar de lo que ellos califican como "una estancia maravillosa" obtuvieron como resultado un trabajo con un sonido diferente y, en general, lo recuerdan como "una experiencia genial" gracias a la implicación profesional y personal del productor. Tal fue la conexión que en el 2009 decidieron repetir experiencia en los mismos estudios para grabar su cuarto trabajo, Cuarta Potencia.

Precisamente sobre Cuarta Potencia, editado por un sello mítico gallego (Lixo Urbano), tanto Roi como Martin Wu destacan que fue un disco de cambio. "La música es más densa, había mucha más rabia y, al mismo tiempo, está más cuidado", apunta Roi.

Las influencias de The Homens son muchas y muy variadas, entre ellas la nueva ola de finales los años 70 o el Pop británico de cualquier época, y es en este punto donde hablamos sobre cómo llevan a cabo el acto de componer sus canciones. ¿Melodía o letra, qué es más importante para The Homens?, les pregunto. Martin Wu esboza una sonrisa y se apresura a contestar con un sencillo pero directo "depende". Roi aclara que la letra, obra de Martin Wu, es lo último que componen y que todo gira inicialmente entorno a un estribillo acompañado de un pequeño guitarreo.

The Homens es un grupo gallego que canta en gallego. No es habitual que un grupo de su estilo musical cante en este idioma, puesto que la mayoría de las bandas nacionales eligen principalmente cantar en castellano o, incluso, en inglés. ¿Hasta qué punto es un impedimento que canten en gallego? ¿O es quizás un punto a favor? "Cantar en gallego para nosotros es algo natural", apunta Martin Wu (por otro lado, cansado de que haya cierto sector que le pregunte que cuándo piensan dar "el salto" al castellano). "El gallego es nuestra lengua materna, el idioma que usamos a diario y es más fácil expresarnos así, ni más ni menos", dice Roi. Y añade "es nuestra elección, pero no lo llevamos como bandera.".

Hasta el momento la banda tiene un videoclip (Calamar) perteneciente al álbum Tres, un vídeo de animación hecho a mano. Lo componen más de 900 dibujos y ha obtenido varios premios debido al resultado final, más que positivo:

http://www.youtube.com/watch?v=J54kCJTBllg

Tras una gira de más de 50 conciertos en escenarios para ellos poco frecuentes, como casas de cultura o teatros (donde tuvieron la oportunidad de tocar sus temas de manera acústica), llega el momento de plantearse el futuro de la banda. Por el momento, los planes son descansar y redefinirse. Les traslado mi curiosidad acerca del sonido del próximo trabajo: -¿seguirá la línea de Cuarta Potencia? -"Probablemente sea diferente debido a los cambios que vamos experimentando". Sea como sea, el sonido de The Homens nunca decepciona. Y mucho menos en directo, del que dicen es su "estado natural, donde mejor nos lo pasamos y más nos recreamos". Su música no tiene edad, sus melodías y estribillos pegadizos enganchan tanto a la gente joven como a las personas de edad más avanzada. No hay límite para una banda que ama lo que hace y cuya ilusión no tiene fin.


Claudia de Bartolomé.


Notas y links de interés:

The Homens: Xocas (batería), Roi (bajo y voz), Martin Wu (guitarra y voz) y Cristovo (teclas, panderetasy demás ingeniería eléctrica)

www.thehomens.com

Gracias a Roi y Martin Wu por una tarde estupenda.