miércoles, 11 de abril de 2012

Escuchando Elefantes. De la calle al corazón

¿Cuántas veces hemos visto en la calle o, incluso, en el metro de nuestras ciudades a alguien tocando y hemos pensado "qué bueno es"?

En el caso de Escuchando Elefantes, este comentario se lo han realizado cientos de coruñeses y coruñesas que los han visto tocar durante años en la céntrica Plaza de Lugo. De A Coruña también destaca la mítica Calle Real como reclamo de artistas, pero a este dúo le gusta la sencillez y que su público pueda hacer un corro sin molestar al resto de los viandantes.





En el mundo de la música está muy bien visto empezar desde abajo. Tocar en la calle podría ser uno de los primeros pasos. Pero, una vez más, Silvia y Carlos, los componentes del grupo que protagoniza hoy el blog, demuestran que precisamente ese hecho, el de exponerse públicamente a un grupo de desconocidos llueva, nieve o haga sol, es su esencia. Se han formado y han crecido tocando en la calle y no van a dejar de hacerlo porque es, básicamente, lo que les gusta.

Amigos desde hace años, un buen día Carlos le comenta a Silvia que le gustaría aprender a tocar la guitarra al ver una guitarra española que pertenece a su padre. A Silvia le parece buena idea, pero, a su vez, propone que empiece con una guitarra acústica regalo de un tío suyo escocés. Con el mástil roto y pese a la dificultad que eso conllevaba, Carlos aprendió a tocar la guitarra y Silvia empezó a hacer los coros. De esta manera tan espontánea y natural surge el grupo.

Han tocado en las calles de muchas ciudades, tanto dentro de nuestro territorio como en otros países, como Irlanda, lo cual les ha ayudado a apreciar las diferencias entre el público de cada uno de esos lugares: <<puedes saber cómo es la gente de cada lugar viendo sus reacciones en la calle. Por ejemplo, el público de San Sebastián es muy acogedor. Aunque lo cierto es que la gente responde muy bien allá donde vamos. Lo disfrutamos tanto que contagiamos al público.>>, comenta Silvia. Y Carlos añade: <<es más satisfactoria la experiencia en la calle que en los locales porque hay más feedback.>>

Con los beneficios que fueron sacando a partir de sus actuaciones (tanto en la calle como en pequeños locales), vieron que ganaban lo suficiente como para poder vivir de la música. Usaron el dinero para, en primer lugar, comprarse el coche con el que se desplazan y, en segundo lugar, para autofinanciarse su primer LP de la mano del técnico Ramón Campos.

Show & Tell es una pequeña obra maestra de 11 canciones (otros muchos temas tuvieron que quedarse fuera de la selección, como me comentaba Carlos apenado) en las que se palpa el mensaje claro e inequívoco del grupo. Folk-Rock con reminiscencias irlandesas (no en vano, ambos se nutren de bandas como The Frames o artistas como Damien Rice), esta vez acompañados por una banda que sirve para dar más consistencia a sus melodías, aunque dicho acompañamiento es tan sutil que para quienes ya los hayan oído tocar en formato acústico no les resultará extraño.

En el proceso de composición colaboran los dos. Lo hacen tanto por separado, como juntos. De ese proceso salen letras que hablan de todo tipo de sensaciones, todas muy humanas que a más de uno y de una tocarán la fibra sensible.

A mi pregunta de cuál es su punto fuerte como grupo, Carlos apunta: <<la dinámica, el rango vocal y que componemos mucho>>. Cabe hacer una mención especial a sus voces: tanto Carlos como Silvia alcanzan notas impensables y es increíble la fuerza que transmiten. En directo Silvia recuerda a grandes mitos como Janis Joplin por la potencia desgarradora de sus cuerdas vocales y, al mismo tiempo, tiene una textura y un timbre totalmente armonioso que combina a la perfección con la dulzura y el Rock de Carlos.  

Escuchando Elefantes no es un grupo que sueñe con tocar en grandes estadios ni en festivales multitudinarios; cumplieron un sueño impensable, el de tocar con su artista predilecto (el mismísimo Glen Hansard los invitó a subir al escenario en San Sebastián, donde deleitaron al público y a la banda del propio Hansard con The Rain, una de sus canciones más emblemáticas). Pero siempre hay algún secreto inconfesable, algún escenario que llama la atención por algún motivo, y es donde Silvia confiesa <<¡sin duda, nos encantaría tocar en el Late Show de Jools Holland!>> (se refiere a un mítico programa de la BBC en el que Holland lleva como invitados a artistas destacados para que toquen en directo. Así, han pasado por su show artistas tan variados como Adele, Lana del Rey, Björk o Bon Iver, entre otros).

Pero, lo que realmente anhelan, es poder vivir de la música durante muchos años y poder transmitir al público un estilo de vida que nace de su amor por su profesión y su lucha diaria. Ése es el verdadero motor que impulsa a Escuchando Elefantes, <<seguir tocando y que siempre haya gente que nos escuche>>.

Que así sea.


Claudia de Bartolomé.  



Notas y links de interés:

Gracias Carlos y Silvia, no sólo por darme la oportunidad de conoceros personalmente y constatar el amor con el que hacéis vuestra música, sino también por vuestra constancia y vuestro trabajo.

www.escuchandoelefantes.com (aquí podéis estar informados de todo lo que concierne al grupo, así como adquirir el CD)